0

Branding Emocional: Conectar con los 5 sentidos

Publicado el 29 de Octubre de 2010 en Comunicación
Branding Emocional: Conectar con los 5 sentidos

En los últimos años se ha conseguido demostrar que las marcas no se construyen sobre cuotas de mercado, previsiones de ventas u otras decisiones empresariales; las marcas se construyen y se afianzan sobre los consumidores.

Tanto la economía actual como el marketing se fundamentan en las personas, y a las personas se llega mediante emociones. Una marca que gestione correctamente sus emociones será capaz de atrapar al consumidor y hacerse imprescindible creando una conexión profunda y duradera.

El Branding emocional consiste en esto, en crear este tipo de relaciones con el consumidor, en dar a una marca y a un producto un valor a largo plazo con cualidades que hagan sentir y saborear el producto o servicio que comercialice. Los productos no sólo sirven, también significan, y ese significado lo otorga su forma, su color, su textura,… Crear emociones e impactar con los cinco sentidos es condición necesaria para crear o reforzar una marca poderosa.

El objetivo es obtener una lealtad del consumidor que vaya más allá de la razón; de esta manera, nuestros clientes no sucumbirán ante acciones de la competencia, como guerras de precios o lanzamientos de nuevos productos, ya que mediante las emociones ofrecemos algo que se encuentra en un nivel superior. Como se comenta en el libro Lovemarks de Kevin Roberts, para conseguir una marca atractiva emocionalmente debemos conjugar misterio (grandes historias), sensualidad (utilizar los cinco sentidos) e intimidad (empatía con el consumidor); debemos crear marcas que enamoren a nuestros clientes.

¿Qué diferencia percibe el consumidor entre un producto y otro? La experiencia que se le ofrece, la forma en que los clientes conectan de forma subliminal con la compañía y sus productos. Crear la emoción o experiencia adecuada es la mejor inversión que puede hacer una marca, la que le otorgará su diferenciación en el mercado.

linea-puntos

La experiencia Starbucks

Las cafeterías Starbucks ofrecen una experiencia completamente distinta al resto de locales hosteleros. Fiel a su slogan “Café, compañía y buenas experiencias” ha creado una conexión intensa con sus consumidores a los que ofrece no sólo buen café, sino lugares de reunión y de disfrute; son lugares pensados para las personas, que promueven el sentido de pertenecer a una comunidad.

experiencia-starbucks

Starbucks optó por un modelo de negocio emocional. De hecho, en todas las cafeterías Starbucks destaca el vínculo entre el personal que atiende a los clientes y el propio cliente, la música de sus locales, la decoración, el olor a café recién hecho, los asientos confortables, los elementos de merchandising,… Todos estos elementos crean un ambiente que le hacen a Starbucks diferente al resto de cafeterías del mundo.

Además, se propuso educar a los clientes en el mundo del café y contagiarles ese romanticismo por su producto. De esta manera, pretende convertir la visita a sus establecimientos en toda una experiencia para sus consumidores. Su producto no es el café en sí, sino toda la experiencia Starbucks.

    Artículos relacionados:

  1. Público objetivo: El consumidor del siglo XXI
  2. Marcas: El Posicionamiento. El caso de Apple
  3. 6 decisiones estratégicas para crear una marca

comenta el artículo

Escribe tu comentario